La Ballena Franca Austral

Todos los años la Ballena Franca Austral se acerca a las costas de la Patagonia Argentina, mas precisamente a  Península Valdés, para aparearse y criar a sus ballenatos en estas cálidas aguas, donde a partir del mes de junio y hasta diciembre puede comenzar a disfrutarse este gran espectáculo natural, por medio de avistajes  y buceo que se ofrecen las distintas localidades balnearias.

Aprovechamos para compartir con ustedes algunos datos interesantes de este maravilloso mamífero que habita las costas patagónicas...
- La característica principal de este mamífero es la presencia de grandes callosidades sobre su cabeza los cuales se forman debido a parásitos externos (o piojos de ballena), estos  tienen una apariencia rugosa y un color amarillento o gris oscuro. Y son una marca personal de cada cetáceo, por lo cual se identifican individualmente de las demás. También se diferencian por la particularidad de no tener aleta dorsal, lo que permite reconocerlas entre otras especies.

- Dentro de su boca de forma curva, la mandíbula superior sostiene unas 260 placas o barbas córneas. Estas barbas llegan a medir unos 2,50 m de largo. Cuando las ballenas se alimentan, sirven de filtros o coladores para retener su comida, la cual suele ser por excelencia el krill.
- Si bien aún no se sabe a ciencia cierta, se calcula que la Ballena Franca Austral vive alrededor de 60 años, aunque existen especulaciones de que podrían vivir hasta 100 pero aún no ha sido comprobado. 
- Las ballenas no forman manadas sino que más bien se desplazan en forma solitaria. Son muy curiosas y suelen dar grandes espectaculos de saltos para espiar lo que ocurre sobre la superficie del agua o tambien para deshacerse de parasitos.
- Su longitud promedia los 13 a 15 metros para el macho y alrededor de los 16 metros para la hembra. Nacen con 3 a 5 metros, desde el hocico a la cola. Su peso oscila las 40 toneladas al ser adultos
- Estos mamíferos tienen un tiempo de gestación de 12 meses, los nacimientos tienen lugar principalmente entre el mes de Agosto y fines de Octubre. Solo nace una cría que es amamantada durante un año y pasa alrededor de dos años más con su madre luego del destete. 
- Las hembras alcanzan la madurez reproductiva entre los 12 y 15 años, cuando alcanzaron un tamaño de 12,5 mts de largo aproximadamente. Los machos adquieren la madurez sexual a la misma edad, pero alcanzan la madurez física necesaria para reproducirse bastante más tarde.
- La temporada de reproducción en la zona de Península Valdés entre los meses de junio y diciembre (donde ocurren la mayor parte de las copulas) con su pico máximo en el mes de septiembre, es una excusa ideal para viajar a la Patagonia y realizar un avistaje de Ballenas Francas, hermoso y unico espectáculo.