Almagro – Abasto

Qué visitar en los conocidos barrios de Almagro y Abasto

Inicio » Argentina » Buenos Aires » Almagro – Abasto

En estos barrios convive el tango, la poesía, las fábricas, y las iglesias.
Abasto se lo denomina al antiguo mercado ubicado en Balvanera, en la Av. Corrientes y Agüero, que fue un mercado proveedor de frutas y verduras hasta 1984, y que se mantuvo sin uso durante algunos años. Desde 1.999 es un centro comercial.
Almagro y Abasto, son barrios de personalidad fuerte, el arte alternativo se mezcla con lo tradicional, y las calles que fueron en su momento cuna del tango abren hoy sus brazos al teatro alternativo, con talleres y rock & roll en el barrio. Menos preparados para el turismo que otros y con una intensa vida comercial.


Top 5 Barrios Almagro y Abasto

  1. Casa Museo Carlos Gardel: Una visita a la casa museo que habitó Carlos Gardel hasta 1933. Con la decoración de la época, podrá volver a los años en los que el cantante vivió aquí,
  2. Compras en Shopping Abasto: Aquí podrá encontrar las mejores marcas y tiendas, si lo que desea es salir de compras. El shopping también posee salas de cine y un excelente salón de comidas.
  3. Tango show en vivo en el barrio: Es recomendable visitar una de las numerosas tanguerías y así disfrutar de un espectáculo de Tango en vivo. Cena, show, y baile, que no se puede perder. En Pasaje Zelaya las paredes del pasaje están adornadas con retratos de Carlos Gardel y letras y partituras de algunos de sus tangos, como “Golondrinas” y “Melodía de arrabal”.
  4. Almagro – Abasto, un barrio de Milongas y Peñas: El tango “almagro” con música de Vicente San Lorenzo y letra de Augusto Martini, habla del singular barrio, cuna del tango argentino. En San Telmo y Abasto se encuentran las milongas y clases de bailo más reconocidas de Buenos Aires. El folklore tiene una fuerte presencia a través de las peñas criollas: espectáculos musicales, clases y pistas de baile, comidas y bebidas típicas.
  5. Comer un asado en Almagro: No puede perderse el asado argentino en alguna de las tantas cantinas que existen en este barrio. Los mejores asados se comen aquí, muy visitados por argentinos y turistas.