Precauciones en la Antartida

Precauciones y actividades prohibidas en un viaje a la Antartida

Inicio » Patagonia » Cruceros » Crucero Antartida » Precauciones Antartida

PROTEJA LA FAUNA ANTÁRTICA

La toma o intromisión perjudicial de fauna y flora antárticas están prohibidas, salvo que se cuente con un permiso otorgado por una autoridad nacional.

  • No utilice aviones, naves, barcos pequeños, u otros medios de transporte de manera que perturben la fauna en tierra o en el mar.
  • No alimente, toque o manipule a las aves o focas ni se aproxime o los fotografíe de modo que estas acciones alteren su comportamiento. Se requiere cuidado especial durante la época de reproducción o muda de los animales.
  • No dañe las plantas, por ejemplo al caminar,conducir vehículos, o aterrizar, en áreas o en laderas cubiertas por musgos o líquenes.
  • No utilice armas ni explosivos. Minimice el ruido para evitar espantar a la fauna.
  • No introduzca plantas ni animales no nativos a la Antártida (por ejemplo aves de corral vivas, perros y gatos domésticos, plantas domésticas).

RESPETE LAS ZONAS PROTEGIDAS

Varias zonas en la Antártida reciben protección especial en razón de sus valores particulares, incluyendo entre otros sus valores ecológicos, científicos e históricos, entre otros.
La entrada a ciertas zonas podrá ser prohibida, salvo de acuerdo con un permiso otorgado por una autoridad nacional pertinente. Las actividades dentro y cerca de los Sitios y Monumentos Históricos y de ciertas otras zonas [pueden estar sujetas a restricciones especiales.


  • Infórmese sobre la ubicación de las zonas que reciben protección especial y sobre otras restricciones relativas a la entrada y las actividades que pueden llevarse a cabo dentro y cerca de ellas.
  • Cumpla con las restricciones vigentes en cada zona.
  • No dañe, remueva o destruya Sitios y Monumentos Históricos, o cualquier artefacto asociado con ellos.

RESPETE LAS INVESTIGACIONES CIENTIFICAS

No interfiera con las investigaciones científicas, instalaciones o equipos.

  • Obtenga la autorización apropiada antes de visitar las instalaciones científicas  antárticas y de apoyo logístico; reconfirme sus planes 24 a 72 horas antes de llegar ; y cumpla estrictamente con las normas relativas a tales visitas.
  • No interfiera ni remueva los equipos científicos o los postes de marcación, tampoco interfiera con los sitios de investigación experimental, campamentos o provisiones.

TOME PRECAUCIONES

Esté preparado para un clima severo y cambiante. Asegúrese de que su equipo y ropa cumplan con los estándares antárticos. Recuerde que el medio ambiente de la Antártida es inhóspito, imprevisible y potencialmente peligroso.

  • Conozca sus capacidades, los peligros que representa el medio ambiente antártico, y compórtese de acuerdo con esta información. Planifique sus actividades teniendo en cuenta la seguridad en todo momento.
  • Manténgase a una distancia segura de la fauna silvestre, tanto en tierra como en el mar.
  • Tome nota, y compórtese de acuerdo a los consejos e instrucciones de sus guías; no se aleje de su grupo.
  • No camine sobre los glaciares, ni sobre los grandes campos cubiertos de nieve sin los equipos y experiencia apropiados; existe el peligro real de caer dentro de grietas ocultas.
  • No espere contar con un servicio de rescate; se aumenta la autosuficiencia y se reducen los riesgos mediante una planificación razonable, equipos de buena calidad y personal capacitado.
  • No entre en los refugios para emergencias (salvo en caso de emergencia). Si utiliza los equipos o comida que se encuentran en un refugio, notifique a la estación o autoridad nacional más cercana una vez que la emergencia haya finalizado
  • Cumpla con cualquier restricción sobre no fumar, en particular alrededor de los edificios, y tome todas las precauciones para evitar el peligro de incendio. Este es un peligro real en el medio ambiente seco de la Antártida.

MANTENGA A LA ANTÁRTIDA PRÍSTINA

La Antártida continúa en una condición relativamente prístina, y todavía no ha sufrido las perturbaciones en gran escala causadas por los seres humanos. Es el área natural más grande de la tierra. Por favor manténgala en esas condiciones.

  • No tire papeles ni arroje basura en tierra. La quema a cielo abierta está prohibida
  • No interfiera ni contamine lagos o chorrillos. Cualquier material desechado en el mar debe eliminarse de manera apropiada.
  • No grabe nombres o grafitis ni pinte sobre rocas ni edificios.
  • No recoja ni tome como recuerdo muestras biológicas ni geológicas, ni artefactos artificiales, incluyendo rocas, huesos, huevos, fósiles, ni partes o contenidos de los edificios.
  • No dañe ni destroce los edificios ocupados, abandonados, o desocupados, ni los refugios para emergencias.

DIRECTRICES PARA LOS VISITANTES A LA ANTÁRTIDA


Las actividades que realices en tu crucero de Ushuaia a la Antártida se rigen por el Tratado Antártico de 1959 y acuerdos asociados, conocidos de manera colectiva como el Sistema del Tratado Antártico. El Tratado designó a la Antártida como una zona de paz y de ciencia.


En 1991, las Partes Consultivas del Tratado Antártico adoptaron el Protocolo al Tratado Antártico sobre la Protección del Medio Ambiente, el cual designa a la Antártida como una reserva natural. El Protocolo establece varios principios ambientales, procedimientos y obligaciones para asegurar la amplia protección del medio ambiente antártico y de sus ecosistemas dependientes y asociados. Las Partes Consultivas han acordado que , sus disposiciones deberían aplicarse, , en la medida de lo posible y de conformidad con sus respectivos sistemas legales cuando fuera apropiado. El Protocolo fue ratificado en enero de 1998.


El Protocolo Ambiental se aplica tanto a las actividades turísticas y no gubernamentales como a las actividades gubernamentales en la zona del Tratado Antártico. Tiene por finalidad asegurar que dichas actividades no tengan impactos adversos sobre el medio ambiente antártico, o sobre su valor científico y estético. Estas Directrices para los Visitantes a la Antártida se elaboraron con el propósito de asegurar que todos los visitantes estén en conocimiento y puedan de esa manera cumplir con el Tratado y Protocolo. Los visitantes están sujetos, de todas maneras, a los reglamentos y leyes nacionales que son pertinentes a las actividades en la Antártida.


Conocé más sobre Cruceros en Patagonia: