Glaciares de la Patagonia

Glaciares del Parque Nacional Los Glaciares

Inicio » Patagonia » Glaciar Perito Moreno » Glaciares de la Patagonia

Los Glaciares de la Patagonia

El Parque Nacional Los Glaciares fue creado en 1937 para preservar las maravillas naturales de esta parte la Patagonia. Comprende una superficie de 6.000km2 de los cuales, una cuarta parte pertenece a la Reserva Nacional y las otras tres al Parque Nacional los Glaciares.

Sus límites por el oeste siguen en todo momento la línea divisoria internacional chile-argentina entre los paralelo 49 y 50 Sur (desde el Cerro Fitz-Roy hasta el Cerro Stokes) abarcando parte de los Hielos Continentales y todos los glaciares que de ellos descienden hacia el lado oriental.


Debido a su interés paisajístico por un lado, y a parte de su flora y fauna en peligro de extinción por el otro, la UNESCO lo declaró Patrimonio Mundial de la Humanidad.

Además de la Intendencia central en Calafate, el parque dispone de cuatro seccionales (Lago Roca, Río Mitre, Glaciar Perito Moreno y El Chaltén) permanentemente habilitadas, donde los visitantes podrán recabar datos referentes a la zona.

Por más importantes que hoy nos puedan parecer, los glaciares y mantos de hielos de la Patagonia son sólo minúsculas reliquias de las grandes glaciaciones de antaño.

Glaciación en la Patagonia Austral

En la Patagonia austral, la primera glaciación que dejó huellas claras se dio hace 3,5 millones de años y en aquella época, el hielo se extendió por lo menos 60 km al este de la actual Cordillera. Otra gran glaciación, que supondría la mayor de las experimentadas en Patagonia, se habría dado hace 1 millón de años aproximadamente. Las morrenas terminales de ésta última se pueden observar en la meseta sur del río

Santa Cruz, a la altura de Cóndor Cliff, a casi 200 km de distancia de la actual Cordillera.

Si bien hay algunas discrepancias sobre éste punto, hoy parece y a generalmente admitido que los hielos sólo cubrieron la meseta patagónica en su parte más austral, es decir al sur del río Gallegos, donde una enorme lengua se extendía sobre el actual Estrecho de Magallanes, (que no es sino otro valle formado por el hielo e invadido después por el mar) y la casi totalidad de Tierra del Fuego, como lo prueban morrenas que se han encontrado bajo el actual nivel de las aguas del Atlántico. En el resto de la Patagonia los hielos avanzaron según grandes ejes oeste-este,sin llegar nunca hasta la actual costa atlántica.


En el período geológico llamado Pleistoceno, los glaciares se extendieron hasta 100 km más al este del presente límite oriental del Lago Argentino, y en la zona cordillerana, llegaron a alcanzar luna altura de más de 1000 metros sobre el actual nivel del Lago. El descenso del nivel del mar permitió que la línea de la costa atlántica se situara hasta 150 km. más al Este de la que hoy conocemos.

En las épocas más cálidas, que alternaron con los períodos glaciares, gigantescos ríos de fusión cortaron las mesetas hacia el Atlántico, excavando valles a su paso. Sobre estos valles, (el del río Santa Cruz es un claro ejemplo) se deslizaron más tarde los glaciares en las posteriores glaciaciones, depositando materiales y al mismo tiempo, excavando el suelo con su enorme poder erosivo. Después de su última retirada, enormes cuencas habían quedado en el terreno, que se llenaron con las aguas de fusión, formando así los lagos glaciares que hoy podemos ver.

Conocé más sobre los Glaciares: