El Chalten

El trekking más deseado

El Chaltén es el pueblo más joven de la Argentina. Situado entre el monte Fitz Roy y el cerro Torre, este poblado santacruceño es un paraíso para los aficionados al trekking y al alpinismo.

Al suroeste de la provincia argentina de Santa Cruz, se halla la localidad de El Chaltén, que es la más joven del país y cuenta con una población estable de 300 habitantes. En los últimos años, El Chaltén se ha convertido en un centro turístico en continuo crecimiento, debido a su ubicación privilegiada entre el monte Fitz Roy y el cerro Torre, los dos picos más altos de la región.

El Chaltén es la localidad más cercana al Campo de los Hielos Patagónicos. Su nombre se lo debe a los primeros pobladores indígenas -los aonikenk, un subgrupo de los tehuelches- que llamaron El Chaltén al cerro Fitz Roy (en su lengua, chaltén significa "montaña azul" o "montaña que humea").

Entre las opciones que ofrece este pueblo, la estadía en las estancias de los lugareños constituyen una chance para conocerlos a ellos y a sus costumbres. Las actividades principales que se pueden realizar en esta zona son las cabalgatas, mountain bike, avistaje de aves y paseos en cuatriciclo, entre otras.

Para los aficionados al alpinismo y al trekking , El Chaltén es un destino ineludible: tanto la cascada Chorrillo del Salto, como el monte Fitz Roy (3.441 m de altura) y el cerro Torre (3.128 m) poseen senderos para realizar caminatas o para ser escalados. Existen otras travesías, de menor importancia aunque igualmente bellas, como Lago del Desierto, Lago Viedma y Lago San Martin.

Llamada la capital del trekking, la localidad santacruceña de El Chaltén es el punto de partida para aventurarse en los caminos del monte Fitz Roy y el cerro Torre, los dos picos más altos de la región.

El Chaltén es una localidad de apenas 300 habitantes, ubicada en la provincia argentina de Santa Cruz, que cuenta con hospedajes para los viajeros. La oferta para aventurarse en el trekking es múltiple, aunque los senderos están armados en función de los dos picos más altos de la región: el monte Fitz Roy y el cerro Torre.

A la hora de hacer trekking (en versión corta), Laguna Capri es uno de los destinos posibles, con tentadores lugares para acampar junto al agua y una magnífica vista de todo el Fitz Roy. Otra opción es ir al Chorrillo del Salto, una cascada de algo más de 15 metros de altura, ubicada en el último tramo del río de las Vueltas.

Si se desea atravesar un recorrido más extenso, se pueden tomar cualquiera de los dos caminos que se abren en V desde El Chaltén: la base del cerro Fitz Roy y Laguna Torre. Camino al Fitz Roy, el itinerario comienza en el camping Madsen, desde donde se desciende al valle del Chorrillo del Salto, una planicie de piedra erosionada por el viento. Se necesitan tres horas más de caminata para llegar hasta el río Blanco y pisar el tan esperado suelo de la base del cerro Fitz Roy (3.441 metros). Si el viajero desea continuar dos horas más, podrá subir hasta Laguna de los Tres -al pie del cerro-, donde hay un peñasco con una vista privilegiada de la Laguna Sucia y del glaciar del que nace, unos 300 metros más abajo.

Las diferentes excursiones permiten admirar bellezas de la flora y de la fauna: lagunas, cascadas, ríos que reciben aguas de glaciares y, por supuesto, cerros. La diversidad de estos paisajes en los que convergen bosques de lenga y ñire se ve invadida por los animales típicos de la región: liebres, zorros colorados, pumas y águilas mora.

Reconocida como la capital argentina del trekking, la localidad santacruceña de El Chaltén ofrece también otras travesías, como Lago del Desierto, Lago Viedma y Lago San Martín.