Darwin y la Tierra del Fuego

La Expedición del HMS Beagle a la Tierra del Fuego.

Inicio » Patagonia » Ushuaia » Darwin y la Tierra del Fuego

Darwin y la Tierra del Fuego

El 27 de diciembre de 1831 el HMS Beagle partió en una nueva expedición hacia la Tierra del Fuego.

La nave HMS Beagle, era un barco de apenas 28 metros de eslora, y el propósito oficial de la expedición era “completar la cartografía de Tierra del Fuego, conocida hasta ese momento como “Terra Incognita”, que había quedado inconclusa en un viaje anterior. El propósito que en realidad movía a su capitán, Robert Fitz Roy, de sólo 27 años de edad, era restituir de Tierra del Fuego a tres nativos yámanas arrebatados un año antes, luego de una temporada “civilizadora” en Inglaterra.


Los nativos habían sido apresados como rehenes, durante el anterior viaje del Beagle, en un intento de Fitz Roy para que los demás yámanas () le devolvieran un bote ballenero que le habían robado. Al fracasar esta iniciativa, y viéndose con los tres nativos a bordo, a Fitz Roy se le ocurrió un plan para ellos, y así lo expresó en su bitácora:

“Había…pensado llevar a los fueguinos…a Inglaterra, confiando en que los beneficios que iba a depararles, era conocer nuestros hábitos y lenguaje, lo que les compensaría la temporaria separación de su país.

Capitan Fitz Roy

Pero esa decisión no estaba en mi mente cuando los llevé a bordo. En ese momento sólo pensé en detenerlos mientras estábamos en esas costas, pero luego, dándome cuenta de que se encontraban felices y con buena salud, comencé a pensar en las muchas ventajas que podrían resultar para ellos y para sus compatriotas, así como para nosotros al llevarlos a Inglaterra, educarlos tanto como fuera posible y luego devolverlos a Tierra del Fuego.

Al adoptar este último curso, incurrí en una gran responsabilidad; pero era consciente de lo que estaba haciendo”.

Los fueguinos eran dos hombres jóvenes y una niña: York Minster, Jemmy Button y Fuegia Básquet.

Retratos de Jemmy Buton
Retratos de Jemmy Buton

De los tres, Jemmy Button era el que mejor se había adaptado a las costumbres inglesas, se había convertido en un verdadero dandy; jamás salía a cubierta sin sus guantes blancos, gustaba de admirarse frente a un espejo y había desarrollado un celo obsesivo por el lustre de sus botas. De todos modos su carácter era afable y llegó a ser muy querido por todos a bordo.

La niña Fuegia Básquet, se había ganado el afecto de la alta sociedad que frecuentaba Fitz Roy en Inglaterra. Por el contrario el ultimo de los fueguinos, York Minister, había sufrido mucho su adaptación a la “civilización”, era el mas mayor de los 3 fueguinos, y ya había constituido una familia en su tierra natal cuando fue arrebatado por la primera expedición del Beagle.


Ciertas situaciones que no han sido esclarecidas del todo, obligaron al capitán Fitz Roy a regresar a los nativos lo antes posible a su tierra. Además, como parte de su misión evangelizadora, Fitz Roy estaba empeñado en constatar científicamente la exactitud literal del Génesis. Para lo cual decidió incluir en la expedición a un “Filósofo Natural”. Un aristócrata del nivel de Fitz Roy que además pudiera acompañar en la larga travesía a su capitán.

Quien se presentó para el puesto fue Charles Darwin, merced a la recomendación del también naturalista John Stevens Henslow que había conocido en Cambridge. Darwin, naturalista más por afición que por formación académica, jamás había cruzado el océano y contaba con sólo 22 años de edad. De hecho, Darwin no fue elegido por su pericia científica sino por la afinidad personal que de inmediato se dio entre él y el capitán.

Fitz Roy esperaba que la presencia de Darwin durante la larga y difícil travesía pudiera ayudarlo a evitar el trágico destino de Pringle Stokes, el anterior capitán del Beagle, quien superado por las adversidades del viaje y la soledad de su rango, se quitó la vida en cubierta frente a las costas de Tierra del Fuego.

Fitz Roy tenía motivos para estar preocupado, ya que el suicidio y la enfermedad mental habían asolado a su familia por generaciones. Así comenzó un viaje que pasaría a la historia, un viaje que le permitiría a Charles Darwin desarrollar las revelaciones que luego se convertirían en un hito de la historia de la ciencia universal y que cambiarían para siempre el modo en que los hombres perciben el mundo.

El viaje del HMS Beagle, permitió a Darwin estudiar las propiedades geológicas de continentes e islas y los múltiples organismos vivos y fósiles que fue encontrando en la expedición. El Naturalista fue colectando una cantidad enorme de especimenes no conocidos hasta el momento por la ciencia, que fueron llevados al Museo Británico. Además en su diario de la expedición y en su catalogo de especimenes tomo detalles y notas de todo lo que observó, y que tarde serian las bases para su Teoría de la Evolución.

Conocé más sobre Ushuaia: