Fauna de la Antártida: las 4 especies que tienes que conocer

Si bien es uno de los lugares más secos, fríos y oscuros del planeta, en este vasto desierto, la vida silvestre prospera. Aquí te comparto una guía sobre la fauna de la Antártida.

De hecho, casi todas las personas que visitan el Continente Blanco en un crucero por la Antártida lo hacen con el único propósito de observar su rica diversidad de vida silvestre.

El lugar más frío del mundo es el hogar de algunos de los animales más conocidos del planeta, incluidos los pingüinos emperador, las focas leopardo, las orcas, los albatros y las ballenas.

Ahorra en tu viaje
Encuentra alojamiento a los mejores precios aquí
Reserva actividades y excursiones en español aquí
Reserva los traslados desde el aeropuerto aquí
Los mejores libros y guías de viaje aquí

Durante los meses de verano, la fauna marina aparece en la Antártida a gran escala, como no se ve en ningún otro lugar del planeta.

Fauna de la Antártida

En mi experiencia personal habiendo nacido en la Patagonia, crecí en contacto con este tipo de fauna silvestre pero nunca en la cantidad y diversidad que encontré en la Antártida.

Por ejemplo, todos los años en la Patagonia nos visitan las Ballenas Francas en la Península Valdés, y son muchos ejemplares pero en la Antártida puedes ver hasta 5 especies de ballenas distintas.

Por otro lado, en muchas reservas faunísticas en la costa atlántica patagónica encontrarás grandes colonias de Pingüinos Magallánicos, pero en la Antártida tienes 6 especies de pingüinos para ver.

Lo que quiero decir es que incluso si ya has visitado la Patagonia, viajar a la Antártida es otra cosa, de dá mucho más en todo lo que respecta a la vida silvestre.

Para darte una idea de los posibles tipos de fauna de la Antártida que podrías ver en tu crucero te daré una descripción general de algunas de las principales especies de vida silvestre de la Antártida.

Fauna de la Antártida

1. Focas antárticas

fauna de la Antártida

Gran parte de las primeras exploraciones a la Antártida tenían como objetivo encontrar nuevas colonias de focas. Las focas se cazaban con frecuencia por su valioso aceite y pieles y, debido a esto, casi extinguieron especies enteras.

Afortunadamente, las focas ahora están protegidas y su número vuelve a prosperar. Debido a la rica vida marina y la falta de osos polares, las focas son mucho más comunes en la Antártida que en el Ártico.

Hay más de 35 especies de focas en todo el mundo, sin embargo, 6 especies se encuentran en la Antártida. Las 6 especies son lobos marinos antárticos, focas leopardo, focas de Ross, focas cangrejeras, elefantes marinos y focas de Weddell.

Debido a su falta de depredadores, las focas de la Antártida muestran poco miedo hacia los humanos. ¡Esto es genial para fotógrafos y amantes de la vida silvestre, ya que puedes acercarte mucho!

Las focas pasan la mayor parte del año en el mar, sin embargo, durante la temporada de reproducción deben regresar a tierra.

La banquisa que rodea la Antártida es el lugar más popular para las focas, así como las islas periféricas como Georgia del Sur y las Malvinas. 

Leer más sobre las focas >

2. Los Pingüinos- Fauna de la Antártida

fauna de la Antártida

Estos son los encantadores de la Antártida y logran conquistar el corazón de todos los turistas. Su comportamiento carismático se presta a los fotógrafos y, al igual que las focas de la Antártida, la mayoría de los pingüinos no se perturban por la presencia humana.

Al igual que las focas, los pingüinos pasan la mayor parte de su vida en el agua, donde los poderosos músculos de sus remos les permiten alcanzar velocidades de hasta 25 mph.

Elegantes, rápidos y fluidos en el agua, los pingüinos en tierra contrastan fuertemente con esto, volviéndose una criatura muy torpe pero muy simpática.

De las 17 especies de pingüinos que se encuentran en todo el mundo, 6 se encuentran en la Antártida.

Las 6 especies son Adelia (Adelia), Gentoos (Papuas), Chinstraps (De Barbijo), Macaronis (Penacho), Rockhoppers, Kings (Rey) y, el más famoso de todos, los pingüinos emperador.

Los pingüinos, que son parte de la fauna de la Antártida, se alimentan de krill o de peces pequeños y, aunque son muy miopes en tierra, tienen una visión excepcional bajo el agua.

Si bien los pingüinos emperador son los pingüinos más grandes y conocidos, también son los más difíciles de detectar.

A diferencia de otros pingüinos antárticos, los pingüinos emperador se reproducen en invierno y tienden a ocupar áreas más alejadas de la tierra. Sin embargo, el pingüino rey es mucho más fácil de encontrar y podrás caminar junto a colonias enteras en Georgia del Sur.

Para ver al pingüino emperador, la mejor opción de crucero en la Antártida es el crucero por el mar de Weddell.

La Península Antártica es el hogar de literalmente millones de pingüinos y tu operador de cruceros sabrá cuál es el mejor lugar para ver diferentes especies.

Los pingüinos barbijo habitarán áreas rocosas lejos del hielo, como en la isla Decepción. A los pingüinos Adelia les gustan las áreas de hielo y los pingüinos Gentoo se pueden encontrar en las áreas del norte, como las Islas Malvinas, Georgia del Sur y las Islas Shetland.

Ver más sobre los Pingüinos en la Antártida >

3. Ballenas- Fauna de la Antártida

fauna de la Antártida

Uno de los animales más fascinantes y populares de la fauna de la Antártida son las ballenas. Su tamaño colosal combinado con su naturaleza escurridiza solo sirve para desarrollar más aún nuestro interés sobre ellas.

Hay 6 especies de ballenas que se encuentran en la Antártida: ballena azul, ballena asesina (Orca), cachalote, ballena jorobada, ballena minke, ballena franca austral, ballena sei y ballena de aleta.

Aunque no es común, las ballenas azules patrullan los mares antárticos y los avistamientos no son tan raros como cabría esperar. Nada en el planeta se puede comparar con ver pasar junto a tu barco a la criatura más grande que jamás haya existido.

No se sabe dónde y cuándo se puede ver una ballena, sin embargo, hay ciertos lugares que son populares para las ballenas y tu operador del crucero seguramente los conoce. Un buen lugar es la Bahía Paraíso para las ballenas jorobadas.

Ver más sobre las ballenas >

4. Aves marinas- Fauna de la Antártida

fauna de la Antártida

Cada año, millones de aves marinas de la Antártida se reproducen a lo largo de la península y las islas periféricas.

Hay 35 especies de aves que se encuentran como parte de la Fauna de la Antártida, sin embargo, sólo 19 de ellas se reproducen aquí.

Debido a la pequeña cantidad de áreas de anidación sin nieve, las aves marinas de la Antártida tienden a reunirse en números extraordinarios para reproducirse.

¡Estas enormes reuniones concentradas son ideales para los amantes de las aves y los fotógrafos! La mayoría de las aves dejarán la Antártida cuando los meses de verano lleguen a su fin para buscar climas más templados.

El ave marina más notable de la fauna de la Antártida es el albatros. Con la envergadura de alas más grande del mundo, los albatros se deslizan con gracia por los cielos y, a menudo, cubren más de 500 millas en un día.

Los marineros del siglo XVII creían que los muertos se reencarnan como albatros y siempre tenían cuidado de nunca matar a uno.

Otra especie estelar es el cormorán imperial de ojos azules. Estas impresionantes aves abundan en la región, particularmente a lo largo de las islas Scotia Arc, y son el único miembro de la familia de los cormoranes que se aventura tan al sur.

Inmensa y solitaria, la Antártida es una tierra de extremos. Cubierta de hielo y nieve, es el continente más frío, seco y ventoso de la Tierra. Sin embargo, a pesar de su duro entorno, la Antártida alberga una asombrosa variedad de vida salvaje.

Desde pingüinos y focas hasta ballenas y aves marinas, la fauna antártica es tan variada como fascinante. Para muchas personas, la posibilidad de ver esta fauna única es una de las principales razones para viajar a la Antártida.

Los cruceros a la Antártida suelen partir del sur de Chile o Argentina y duran unas dos semanas. Durante ese tiempo, los pasajeros pueden disfrutar del paisaje y la fauna de algunos de los lugares más remotos de la Tierra.

Podrán ver pingüinos contoneándose por el hielo o orcas cazando focas. O pueden tener la suerte de ver a uno de los residentes más raros del continente, como un petrel de las nieves o un pingüino emperador. Con sus impresionantes paisajes y su abundante vida salvaje, la Antártida es un destino verdaderamente único que no deberías perderte.