Viajes a Chile

Que necesitas saber para viajar a Chile

Chile es país precioso con una alta riqueza y diversidad paisajistica.
Un país lleno de contraste en lo natural, desde los desiertos áridos del norte hasta la Patagonia.
Limítrofe con Argentina
En toda su extensión Chile limita con su país vecino Argentina lo que lo hace de muy fácil acceso por via terrestre.

Son muchos los cruces terrestres y marítimos entre ambos países, los más conocido en el norte son los que conectan las ciudades de Salta y San Pedro de Atacama.

Y en el sur los que te cruzan desde el Calafate a Torres del Paine o Puerto Natales y el de la patagonia central que conecta Bariloche con Puerto Montt.

Otros no tan transitados pero igual de interesantes son los que conectan la Carretera Austral chilena con la zona de Los Antiguos en Argentina

Otra curiosidad es que dado que Chile tiene amplias zona de hielo intercontinental, para poder acceder a la última región de Chile hay que cruzar obligadamente a la Argentina.
Tengo en cuenta si si quieres recorrer Chile de norte a sur en un vehículo.
Siempre necesitarás una autorización para cruzar con el vehículo a la argentina.

Chile Pais Estable

A diferencia de su vecino, Chile goza de una estabilidad económica admirable.

Dada su poca población y por ende mercado de consumo interno, ha desarrollado una economica volcada a la exportación de materia primas como el Cobre, la pesca y el Turismo.
Además es un país seguro para el turismo.

Estas dos características del país facilitan el turismo permanente.

El Norte

Esta zona minera y muy atractiva para el turismo se caracteriza por tener escenarios de múltiples colores y maravillas de la naturaleza. Generalmente se llega en avión al aeropuerto de Calama o por vía terrestre a San Pedro de Atacama.

Es muy recomendable alojarte en San Pedro ya que la mayoría de las excursiones salen desde allí y es el lugar donde tienes los mejores alojamientos.

Desde San Pedro te recomendamos que visites los Geisers del Tatío y el Valle de la Luna.

El centro y las islas.

Santiago de Chile es la ciudad capital donde llegan la totalidad de los vuelos provenientes de Europa.
Es una ciudad muy bonita y ordenada, ideal para disfrutar de sus viñedos en el cajón del Maipo y de su logística que te permite volar a todos los destinos dentro de Chile.

Inclusive la remota Isla de Pascuas a donde Lanchile vuela 3 veces por semana.
Otra opcion es coger la carretera para acercarte a Valparaíso, la ciudad del poeta Pablo Neruda o la carretera panamericana que te baja al sur del país.

El sur Patagonico

Hacia el sur se funde Chile con Argentina en la llamada región de los lagos y la magallánica.

La primera parada es Puerto Montt, Puerto Varas y la Isla de Chiloe, región que ofrece una curiosa mezcla de volcanes activos, pingineras puertos y la Isla de Chiloé con sus casas de palafitos.

Siguiendo al sur, solo por via aerea o marítima (ya que como antes mencionamos el hielo continental impide continuar por via terrestre)… nos encontramos con la última región chilena.

Punta Arenas, antiguo puerto de migración desde donde llegaron muchas de nuestros bisabuelos a colonizar la Patagonia al igual que las ovejas que abundan en toda la zona patogónica provenientes de las islas británicas originalmente.

Punta Arenas es puerto aéreo y marítimo recibiendo más de 3 vuelos diarios provenientes de Santiago y Puerto Montt al igual que recibe semanalmente al Crucero Australis desde Ushuaia y distintos cruceros que se dirigen a la zona Antartida.

A solo 350 kilómetros se encuentran las Torres del Paine. Reconocido parque natural que alberca más de 172.000 hectáreas de naturaleza intacta. Es importante contar con un medio de transporte propio o un guía/chofer para poder recorrer el parque ya que no cuenta con buenos traslados regulares.