Bosques Petrificados

Bosques Petrificados en la Patagonia Argentina

Inicio » Patagonia » Bosques Petrificados

En la actualidad, existen muchos bosques petrificados exponentes de aquel proceso milenario en toda la Patagonia: los más conocidos ya sea por su tamaño o por su cercanía a las ciudades turísticas son el Bosque Petrificado José de Ormachea en Sarmiento provincia del Chubut, el Monumento Natural Bosque Petrificado Jaramillo en el norte de la provincia de Santa Cruz y El Bosque Petrificado La Leona a solo 100km de El Calafate también en la provincia de Santa Cruz.

El primero de ellos se encuentra ubicado a 30 kilómetros de la localidad de Sarmiento (pcia. Chubut). El bosque petrificado José de Ormachea es una reserva provincial, que recibe anualmente miles de visitas. 


Nuestros paquetes de viaje a los Bosques Petrificados

Por su parte, el Monumento Natural Bosque Petrificado Jaramillo se halla a 240 kilómetros de la localidad de Puerto Deseado al norte de la provincia de Santa Cruz.

Por último el El Bosque Petrificado La Leona se encuentra a solo 100km de El Calafate, muy cómodo para las mayoría de turistas que se desplazan a la ciudad de El Calafate a ver el Glaciar Perito Moreno.

Todos estos bosques petrificados contienen restos fósiles de árboles, que miden entre 10 y 15 metros, así como también de ramas, hojas, frutos y semillas. Los bosques petrificados de la Patagonia están considerados los más importantes de Sudamérica, ya que poseen los fósiles de arbustos más grandes del Continente

Como se crearon los bosques petrificados de la Patagonia

Los bosques petrificados surgieron en la Patagonia hace 150 millones de años, a raíz de un extraño fenómeno natural.

Hace 150 millones de años, se produjo un fenómeno natural en la Patagonia, que determinó la aparición de los bosques petrificados. Las múltiples erupciones volcánicas, que tuvieron lugar a lo largo de los siglos, cubrieron con un manto de lava y cenizas la madera de los antiguos árboles gigantes , convirtiéndolos con el tiempo en roca.

Los Bosques Petrificados en Chubut (Dr. Wilf enfoque científico)

“La Patagonia alberga una extraordinaria concentración de espeluznantes bosques petrificados”


El Dr. Wilf y un equipo de los EE.UU. junto al  MEF (Museo Paleontológico Egidio Feruglio) en Argentina han estudiado los bosques petrificados y las tierras ricas en fósiles de la Patagonia durante 16 años.

En el paisaje de la provincia de Chubut, al sur de Argentina, hay extraños monumentos de piedra a la vida que prosperó hasta hace 65 millones de años. La provincia es hogar de extraños “bosque petrificado” – donde la vida se ha convertido en piedra.

En lugares como estos, las rocas llenas de fósiles están expuestas en la superficie, y revelan la historia de la vida en el planeta Tierra.

La petrificación es cuando la materia orgánica de un animal o planta es reemplazada por minerales y eventualmente “se convierte en piedra” gracias a la ausencia de oxigeno. El proceso conserva las formas naturales en un mínimo detalle anatómico en 3D.

“En la zona de los Bosques petrificados en Chubut casi no hay vegetación moderna, es muy seca y los vientos son extremadamente fuertes. Soy un tipo de contextura grande, y a veces el viento me derriba a mi mismo.”

En Chubut se encuentran dinosaurios únicos, mamíferos fosilizados, así como plantas, flores y frutos de “casi todas las épocas geológicas”.

Los Bosques Petrificados en Chubut (Dr. Wilf enfoque científico)

“Aquí habían coníferas muy altas y árboles florecientes” que vivieron a lo largo de los ríos cerca de la costa del Atlántico Sur hace unos 65 millones de años “no mucho después de que los últimos dinosaurios se extinguieran”,  todo esto está dispersos por el paisaje, dice el Dr. Wilf.

Pero estos árboles no crecieron aquí. Fueron transportados por el agua cuando las orillas de los ríos en los que vivían se erosionaron durante las tormentas, terminando en estuarios de arena donde fueron enterrados por capas de sedimento. 

Con el tiempo, el sílice disuelto reemplazó los materiales orgánicos de los árboles. Y el aumento de la temperatura y la presión convirtió a los árboles en roca.

Por lo tanto, el Parque nacional del Bosque petrificado de Ormachea no es un “bosque petrificado” en el verdadero sentido, porque sus árboles no están donde habrían crecido originalmente sino que fueron trasladados por los ríos hasta aquí.

Este extraordinario sitio es uno de los más importantes de la paleobotánica: ofrece una rara visión del tiempo inmediatamente después de que los dinosaurios fueran exterminados a finales del período cretáceo, habiendo dominado la Tierra durante 165 millones de años.

Pero cada bosque petrificado cuenta una historia diferente

Bosque Petrificado La Leona, el bosque petrificado de El Calafate

Apenas a 110 kilómetros de El Calafate, el bosque petrificado conocido como La Leona invita a sumergirse en el pasado y encontrar restos prehistóricos en la superficie patagónica a poca distancia de la ciudad turística de El Calafate.

Puedes realizar la excursión en 1 día entero desde El Calafate.

Deberás levantarte temprano en El Calafate y dirigirte hacia la estancia La Leona. Luego de recorrer 33 kilómetros hacia el este por la ruta provincial 5, deberás doblar hacia el norte por la ruta nacional 40 y recorrer otros 67 kilómetros.

Una vez en el hotel La Leona, tendrás la sensación que has viajado en el tiempo. Allí está este inmutable hotel. Se ve igual desde 1916, cuando albergaba un bar y una tienda de Theodor Baash.

Pide información en el Hotel para dirigirse hacia el monte Los Hornos donde se encuentra el Bosque Petrificado.

Ya en el bosque verás que el paisaje, similar a la superficie lunar, es el resultado de la erosión del viento y del agua que han modificado este suelo a lo largo de los años. Los árboles que sufrieron este fenómeno geológico, junto con otros restos fósiles, conforman este impresionante yacimiento petrificado.

Bosque Petrificado La Leona, el bosque petrificado de El Calafate

Como ya hemos comentado a fines del período jurásico medio, se produjo una intensa actividad volcánica al mismo tiempo que se formaba la cordillera de los Andes. Esta enterró entonces la caliente y húmeda Patagonia y sus bosques bajo una gruesa capa de cenizas para empezar a convertirla en lo que es hoy.

A diferencia de otros bosques petrificados, estos árboles de La Leona fueron arrastrados tanto por los ríos como por los glaciares, hasta el lugar donde se encuentran actualmente. Protegidos por las laderas de los cerros e inmersos en un clima extremadamente árido, innumerables piezas se han conservado en el suelo. Muchas de ellas son de gran tamaño, algunas de ellas llegan a tener hasta un metro de diámetro.

El Bosque petrificado La Leona a sólo 110 kilómetros de distancia desde El Calafate, es una invitación a viajar en el tiempo y a adentrarnos en la época en que la encantadora Patagonia se veía muy diferente.

Bosque Petrificado Jaramillo

En este bosque petrificado encontrarás algunos ejemplares que llegan a medir hasta 35 metros de largo, lo que los convierte en los troncos petrificados más grandes de la tierra.
El Bosque Petrificado Jaramillo, se encuentra en la zona norte de Santa Cruz, a 256 kilómetros de Puerto Deseado.

El lugar es literalmente un bosque. Aunque sus troncos de piedra esparcidos sobre la estepa parecen de otro contexto, sus raíces están en el mismo lugar donde pasaron sus vidas.
En el mismo lugar donde está el bosque petrificado existía un bosque de coníferas gigantes hace 150 millones de años en Patagonia.

El sitio es impresionante y es considerado uno de los sitios fósiles más importantes del país. 

Bosque Petrificado Jaramillo

¿Por qué?… Porque existen los árboles petrificados más largos del mundo: algunos ejemplares alcanzan una longitud de 35 metros (sin incluir las partes enterradas, bajo las ramas y la copa) y tienen hasta 3 metros de diámetro. Hasta que se petrificaron tenían 1.000 años de edad.

Para preservar este impresionante sitio, en 1954 el Bosque Jaramillo fue nombrado Monumento Natural Nacional. 

Corte de estructura original donde se puede apreciar los anillos de crecimiento y sus gamas de colores.

Corte de estructura original donde se puede apreciar los anillos de crecimiento y sus gamas de colores.

En esta vasta área de 10.000 hectáreas no sólo hay árboles. A pesar de ser un lugar casi desértico (no más de 200 mm de lluvia al año) y muy ventoso, numerosas especies de fauna habitan el lugar:  podrás ver guanacos, zorros colorados, pumas, maras, lagartijas, zorrinos, piches, avestruces, ñandúes, águilas y martinetas entre otras especies que caminan junto a los árboles petrificados.

Desde Puerto Deseado se puede tomar la ruta nacional 3 en dirección norte y luego conectar con la ruta provincial 49 hasta llegar al parque Petrificado Jaramillo.

Bosque Petrificado de Sarmiento, Bosque José Ormachea

Se encuentra a 150 km desde Comodoro Rivadavia por ruta asfaltada, Desde Comodoro tomás la ruta provincial Nº 26, hasta llegar a la localidad de Sarmiento. Desde allí, por un camino de ripio, señalizado llegarás al Bosque Petrificado José Ormachea.

Bosque Petrificado de Sarmiento, Bosque José Ormachea

La superficie cubierta por el bosque es bastante extensa y hay enormes troncos, hojas e incluso semillas esparcidas por el terreno. Según los expertos, la zona boscosa de este lugar es muy importante y es casi seguro que haya aún ejemplares de árboles que llegaron a tener más de 100 metros de altura.

Trozos de madera petrificada

Trozos de madera petrificada

Las profundas depresiones circundantes en el suelo aún guardan vestigios de otras realidades: conchas de moluscos, fósiles de dinosaurios y extrañas formaciones rocosas, conocidas como Piedras Rojas, son algunas de ellas.

Bosque petrificado en la Estancia Bahía Bustamante

Uno de mis lugares preferidos, la estancia Bahía Bustamante sobre el mar a unos 180 KM de la ciudad de Comodoro Rivadavia tiene con un entorno espectacular de fauna y aves además de un pequeño bosque petrificado a unos 30 minutos de la Estancia.

Bosque petrificado en la Estancia Bahía Bustamante

Para poder visitar el parque te has de alojar en la estancia que cuenta con distinto tipo de alojamientos y tarifas para el turismo.

Otros bosques petrificados poco conocidos en Patagonia

Además de los bosques petrificados ya antes mencionados, existen en Patagonia innumerables destacamentos fósiles esparcidos por toda la Patagonia.
Algunos ya han sido descubiertos y se encuentran en campos privados otros aún están por descubrir.

Aparte de Argentina, los sitios famosos de bosque petrificado incluyen la isla griega de Lesbos. Y en los EE.UU., el bosque petrificado de Arizona y Wyoming son el hogar de algunos de los mejores ejemplos de petrificación.

Cual es la mejor manera de recorrer los bosques petrificados en Patagonia

No es tan sencillo acceder a los bosques petrificados ya que se encuentran en sitios remotos y solitarios. La mayoría de las veces en el medio de la estepa y lejos de los centros urbanos de la Patagonia.

La mejor manera de llegar a estos lugares es con un vehículo de alquiler.

En Patagonline hemos preparado un itinerario de viaje llamado Ruta 40 que te permite recorrer al menos 2 bosques petrificados visitando también otros lugares de interés como la Cueva de la Manos, la Fauna de la Costa Atlántica en Patagonia y Terminando en el Calafate junto al Glaciar Perito Moreno.