Noroeste Argentino

Encuentra toda la información sobre el Noroeste Argentino, que comprende las provincias de Salta, Jujuy, Tucuman y Catamarca.

Inicio » Argentina » El Norte Argentino » Noroeste Argentino

El Noroeste Argentino: Historia, Cultura y paisajes increíbles

Si hay algo que llama la atención en el noroeste argentino es la variedad de formas y matices, los vivos colores de la tierra, sus desiertos, valles y montañas, el amanecer, los atardeceres, la pureza del aire, sus enormes silencios, la bonhomía de su gente y las fiestas tradicionales, únicas en la región.

Los habitantes de la región del Norte Argentino son gente silenciosa y poco exuberante pero reciben el turismo con los brazos abiertos y una gran generosidad. El noroeste argentino mantiene las raíces de las culturas precolombinas de la región, aunque influenciadas por los hábitos y costumbres de la Puna. Esta enorme meseta se encuentra a una altitud de 3.500 metros y se extiende más allá de Argentina, hasta Chile y Bolivia. 


Coyas en Cafayate

Fueron precisamente estas culturas del norte del continente las que convirtieron esta zona en el centro neurálgico de la Argentina prehispánica, trasladándose posteriormente a Buenos Aires, donde se originó la emancipación del país.

El Noroeste Argentino tiene un rico legado de este pasado, en forma de invaluables ruinas indígenas, obras de arte, y la influencia de las épocas pre y post hispánicas, forman un especial estilo de la región, y la arquitectura colonial, claramente evidente en los edificios y particularmente en algunas iglesias todavía en uso.

Los habitantes del Noroeste argentino, principalmente en la región de la Puna, aún mantienen con orgullo numerosas tradiciones antiguas. 

Conocidos como “collas”, mantienen el culto a la “Pachamama” dando gracias a la Madre Tierra que hace que “crezca el maíz y se multiplique el ganado” aunque son, a la vez, profundamente cristianos. 

Cantan y bailan al ritmo de sus instrumentos folclóricos: charangos, quenas, erkes, cajas y bombos; tejen la lana de las vicuñas, ovejas y llamas, confeccionan mantas y ponchos, y a veces hablan en quechua, la lengua de sus antepasados.

Provincias del Noroeste Argentino: Salta, Jujuy, Tucuman y Catamarca

Al noroeste de Argentina encontraremos a Salta que se acurruca la provincia de Jujuy, una de las más pobres y remotas de la Argentina, empujada en un rincón del país contra Chile y Bolivia, en un austero y reseco altiplano (o puna), hogar de rebaños de flamencos, manadas de llamas y muy poca gente. 


San Salvador de Jujuy, capital de la provincia y una de las ciudades más importantes del Noroeste Argentino, no puede rivalizar con Salta por sus comodidades o esplendor arquitectónico, pero es el mejor punto de partida para explorar la abigarrada Quebrada de Humahuaca.

Mientras que Salta y Jujuy tienen una industria turística internacional bien establecida, las provincias del sur son mucho menos conocidas. 

Las provincias de Tucumán y Catamarca son consideradas las más pobres del noroeste y menos pintorescas, pero la ciudad de San Miguel de Tucumán tiene una atmósfera adictiva y viva, además la provincia de Tucuman contiene algunos tesoros impresionantes como las ruinas preincaicas de Quilmes, un maravilloso museo dedicado a la Pachamama  en Amaicha, y la posibilidad de hacer trekking alrededor de Tafí del Valle.

Quebrada de las Flechas

Cuando viajar al Noroeste Argentino

La época más recomendable para viajar al Noroeste Argentino es durante la primavera o el  otoño argentino. 

Los veranos pueden ser muy calurosos en los valles, lo que hace que las grandes ciudades como Tucumán sean insoportables  y las fuertes lluvias de verano en los alrededores de Salta pueden llegar a dificultar el acceso a caminos como la Ruta 40  y dificultar la exploración de la zona. 

Por otro lado, en julio y agosto las temperaturas nocturnas en altitud son muy bajas, y puede llegar a congelar algunas carreteras.

Lugares turísticos del Noroeste Argentino

El Tren a las Nubes

Viajar por la Quebrada del Toro en el Tren a las Nubes es una experiencia espectacular que podemos vivir en el Noroeste Argentino. 

Parte desde la estación de Salta (nunca supera los 35 km/h) hasta el magnífico viaducto de La Polvorilla, en lo alto del altiplano, el elegante tren -con un interior tapizado en cuero, accesorios de madera brillante, asientos espaciosos, un vagón comedor, una oficina de correos e incluso remedios para el mal de altura- fue construido originalmente para dar servicio a las minas de bórax en las salinas de Pocitos y Arizaro, 300 km más allá de La Polvorilla. 

El viaducto se encuentra a 219 km de Salta, y en el camino el tren cruza 29 puentes y doce viaductos, atraviesa 21 túneles, hace dos bucles gigantescos de 360° y sube dos conmutadores. 

El tren sale (y vuelve) de la estación del Ferrocarril Belgrano de Salta una o dos veces por semana desde finales de marzo hasta principios de diciembre, con salidas más frecuentes en julio. Es un día largo – el tren sale de Salta a las 7 de la mañana y regresa justo antes de la medianoche.

San Antonio de los Cobres

Quebrada de Humahuaca

Si bien la intensa belleza de la Quebrada de Humahuaca aparece tan a menudo en la literatura turística, en los afiches y en los libros de mesa de café, que parte del elemento sorpresa se pierde, un viaje por ella es, sin embargo, una experiencia inolvidable y conmovedora. 

Si bien la mayoría de las excursiones de un día por la quebrada desde Jujuy y Salta te llevan arriba y abajo por la misma ruta, la RN-9, en realidad te ofrecen dos espectáculos: por la mañana te fijas en el lado occidental y por la tarde en el flanco oriental, cuando el sol ilumina cada lado respectivamente y recoge los asombrosos rasgos geológicos: estratos policromos, buttes y mesas, pináculos y peñascos erosionados. 

Además, los dos lados son bastante diferentes, las montañas occidentales se elevan abruptamente, a menudo rayadas con colores vivos, mientras que la cordillera ligeramente más baja y redondeada hacia el este es en su mayor parte más suave, pero igual de colorida.

La mayoría de las excursiones (de un día) organizadas desde Jujuy y Salta sólo llegan hasta Humahuaca y luego regresan, pero aún así se obtienen dos vistas de montañas multicolores, cuyo punto culminante es el fotogénico Cerro de los Siete Colores, que domina el pintoresco pueblo de Purmamarca. 

Humahuaca

La principal ciudad de la zona, HUMAHUACA, a 125 km al norte de Jujuy, se extiende sobre el Río Grande desde su pintoresco centro en la orilla oeste. Sus atractivas calles empedradas, bordeadas de casas de adobe de estilo colonial o rústico, se prestan a un suave paseo, necesariamente pausado a esta altura, un poco por debajo de los 3000m.

La mayoría de los tours organizados llegan aquí para el almuerzo y luego regresan a Jujuy o Salta, pero puede que quieras quedarte a dormir y aventurarte al menos hasta el aislado pueblo de Iruya; Humahuaca es también un excelente trampolín para viajes hacia los desolados pero inquietantes paisajes del altiplano o la Puna Jujeña.

Quebrada de Humahuaca

Tilcara

A una altura de casi 3000m este es uno de los asentamientos más grandes a lo largo de la Quebrada ; se encuentra justo al lado de la carretera principal, donde el Río Huasomayo desemboca en el Río Grande.  El agradable y tranquilo pueblo es siempre muy animado, y cuenta con una excelente oferta hotelera.

Tilcara

San Antonio de los Cobres y alrededores

SAN ANTONIO DE LOS COBRES es la pequeña y ventosa “capital” del altiplano, rica en minerales, como su nombre (“de los cobres”) lo sugiere, y poco más, excepto algunos impresionantes paisajes.

Las Salinas Grandes: al norte de San Antonio de los Cobres, se encuentran entre las salinas más grandes del continente, una enorme extensión reluciente rodeada de montañas marrones, volcanes nevados y escasos pastos. Este es uno de los puntos más interesantes del Noroeste Argentino, un destino para no pererse.

Amaicha

El pueblo de AMAICHA, ubicado en las afueras de la provincia de Tucumán, es un lugar tranquilo y anodino que se anima una vez al año durante la Fiesta de la Pachamama en la semana de carnaval, cuando los bailarines y músicos realizan espectáculos mientras los lugareños ponen en escena una especie de Pasión precolombina, interpretando los papeles de las diferentes deidades paganas, entre ellas la Pachamama, o Madre Tierra. 

La diosa es también la inspiración de uno de los museos más impresionantes de la región, el Museo Pachamama.

Ruinas de Quilmes

El principal sitio arqueológico preincaico de Quilmes es uno de los más restaurados del país. 

Habitado desde el siglo IX d.C., el asentamiento de Quilmes tenía una población de más de 3000 habitantes en su apogeo en el siglo XVII, pero toda la tribu Quilmes fue castigada sin piedad por los colonizadores españoles por resistirse a la evangelización y a la esclavitud. 

Las paredes y muchos edificios de este pukará o fortaleza precolombina han sido excavados y reconstruidos a fondo, si bien no siempre de forma experta, y el efecto general es extremadamente impresionante, especialmente con la luz de la mañana, cuando las montañas que están detrás se iluminan desde el este y se vuelven de color naranja brillante. 

Tafí del Valle en el Noroeste

Tafí es un pueblo bastante extenso ubicado en un valle de montaña (del que toma su nombre) al oéste de la ciudad de Tucuman.

Tafi del Valle

Aquí es donde los tucumanos vienen a escapar de la ciudad – la temperatura promedio es 12°C más baja que en la ciudad. Los cielos azules y soleados están prácticamente garantizados durante todo el año por lo que es un gran destino dentro del noroeste Argentino, aunque en ocasiones la espesa niebla desciende al valle en invierno, haciendo que su entorno alpino se sienta sombrío e inhóspito.

Famosa por su delicioso queso de vaca y de cabra, disponible en pequeñas granjas y puestos de venta en todo el pueblo, Tafí celebra una animada Fiesta Nacional del Queso, con música folclórica y bandas de baile y de rock, a principios de febrero.

San Salvador de Jujuy

SAN SALVADOR DE JUJUY es un lugar tranquilo y, a 1260m sobre el nivel del mar, disfruta de un clima templado envidiable. A poco más de 90 km al norte de Salta por la directa y escénica pero bastante lenta RN-9, es la capital de la provincia continental más remota del país.

Es la más andina de las ciudades argentinas: gran parte de su población desciende de poblaciones indígenas, ya sea mestizas o de inmigrantes bolivianos recientes. Un día o dos bastarán para ver los modestos atractivos de la ciudad, y no cuenta con la infraestructura turística de la que disfruta Salta, pero tiene un ambiente prometedor pero auténtico, con una excelente oferta de restaurantes y un próspero escenario cultural, que la convierten en una buena parada o posible base para visitar el rico interior que la rodea. 

Valles Calchaquíes en Jujuy

Los Valles Calchaquíes son una serie de hermosos valles de altura que disfrutan de más de trescientos días de sol al año, un clima seco y veranos mucho más frescos que las llanuras de las tierras bajas alrededor de Salta. 

Los valles llevan el nombre del Río Calchaquí, que nace en el Nevado de Acay (a más de 5.000 metros) cerca de San Antonio de los Cobres, y se une al Río de las Conchas, cerca del límite de Salta con Tucumán en el Noroeste Argentino.

Los tours organizados desde Salta realizan visitas deun día, deteniéndose en el principal asentamiento de los valles, el conocido pueblo de Cafayate, para almorzar. 

Sin embargo, la forma más gratificante de ver los Valles Calchaquíes es por su propio esfuerzo, subiendo la increíble Cuesta del Obispo, a través del Parque Nacional Los Cardones, un bosque protegido de gigantescos cactus cardón, hasta el pintoresco pueblo de Cachi; luego siga el valle hacia el sur a través de algunos paisajes memorables vía Molinos y San Carlos, hasta Cafayate

El pintoresco camino de regreso a Salta a través de la Quebrada de Cafayate, o Cuesta de las Conchas, serpentea pasando por algunas increíbles formaciones rocosas, que se ven de manera óptima al final de la tarde o a primera hora de la noche. 

Cachi

Este pintoresco pueblo, a 2280m sobre el nivel del mar, está rodeado por el Nevado del Cachi (6380m), permanentemente nevado, cuya cima se encuentra a sólo 15km al oeste. Cachi es un lugar agradable para pasear y conocer las diversas artesanías locales, incluyendo ponchos y cerámicas, o subiendo al cementerio para obtener maravillosas vistas de las montañas y un panorama del valle verde de los picos, cada parche de cultivo está lleno de vides, maíz y plantaciones de pimientos.

Cachi

De Cachi a Cafayate por la Ruta 40

La RN-40 de Cachi a Cafayate en el Noroeste Argentino, en su mayor parte sin asfaltar, te lleva a lo largo de estupendos caminos de cornisa que serpentean a lo largo del propio Río Calchaquí, ofreciendo vistas a ambos lados de las escarpadas laderas de las montañas y de los picos nevados. Son sólo 180 km de un pueblo a otro, pero necesitarás suficiente tiempo ya que la ruta nacional 40 es angosta y puede no estar en el mejor estado.. Ademas seguro querrás detenerte para admirar las vistas, tomar fotografías.

Cafayate: Un clásico del Noroeste

Capital autoproclamada de los Valles Calchaquíes y principal asentamiento en la zona, el pueblo de CAFAYATE es el centro de la industria vitivinícola de la provincia y la principal base turística de los valles, gracias a la abundancia y calidad de sus alojamientos y a su conveniente ubicación en el cruce de caminos entre Salta, Cachi y Amaicha. 

Los viñedos de Cafayate

Mientras que Mendoza y, cada vez más, San Juan son los nombres más asociados a los vinos de Argentina, los supermercados y tiendas de vinos de todo el mundo están vendiendo cada vez más botellas con el nombre de Cafayate en sus etiquetas. 

Estos viñedos, que a unos 1700 metros de altitud son unos de los más altos del mundo, están plantados con las variedades de malbec y cabernet por las que Mendoza es justamente famosa, pero la especialidad local es una uva que se cree que ha sido traída desde Galicia: el torrontés. 

El delicado vino blanco florido que produce, con una ligera acidez, es el acompañamiento perfecto para la cocina regional, pero también va bien con los pescados y mariscos.

Puedes excelentes muestras y ver cómo se hace el vino en una de las muchas bodegas de Cafayate y sus alrededores, 

La Cuesta del Obispo

Para llegar al poblado calchaquí norte de Cachi, a 170 km al suroeste de Salta, se recorre la parcialmente asfaltada RP-33, un pintoresco camino que se abre paso a través de la húmeda Quebrada de Escoipe, antes de subir por el dramático camino de montaña conocido como la Cuesta del Obispo, 20 km de curvas cerradas que ofrecen vistas de la ondulante Sierra del Obispo. 

Estas hermosas montañas en el Noroeste Argentino, cubiertas de vegetación verde oliva y fuertemente erosionadas por innumerables riachuelos, están en su mejor momento con la luz de la mañana; en verano, las nubes y la lluvia descienden por la tarde y las tormentas nocturnas pueden hacer intransitable el camino.

Al igual que las nevadas de invierno pueden bloquear completamente la Cuesta del Obispo e impedir el cruce a Chile.

Quebrada de Cafayate

Al norte de Cafayate por la ruta 68 siguiendo el Río de las Conchas nace la QUEBRADA DE CAFAYATE hacia el norte hasta el Valle de Lerma y luego hacia Salta. 

La quebrada de Cafayate se ve en su mejor momento durante el descenso, con la suave luz de la tarde o de la noche; los tours organizados tienen como objetivo llevarte por este camino y debes seguirlo si viajas por tu cuenta. Encara el trayecto con tiempo suficiente, ya que una vez en la quebrada tendrá la tentación de hacer varias paradas, para admirar las vistas y tomar fotos.

Formaciones rocosas han sido erosionadas y arrastradas por el viento y la lluvia para formar contrafuertes, conocidos como Los Castillos, y un enorme monolito apodado El Obelisco. Los rojos, ocres y rosas de la piedra arenisca hacen que todo sea de una belleza asombrosa.

Justo después del Obelisco, La Yesera, o “cantera de tiza”, es en realidad un extraño grupo de rocas grises y amarillas misteriosas expuestas por millones de años de erosión, mientras que una figura parecida a un monje, que se esconde en la ladera del acantilado, se ha ganado el nombre de El Fraile.

Justo al lado de la carretera, a unos 50 km de Cafayate, dos barrancos semicirculares tallados en la ladera de la montaña se llaman La Garganta del Diablo y El Anfiteatro, mientras que la figura animal cercana es El Sapo.

Belén

El asentamiento catamarqueño de BELÉN está enclavado entre la Sierra de Belén y el río del mismo nombre. Los olivares y las plantaciones de pimiento – pimentones – se extienden por el valle fértil hacia el sur. 

Belén ofrece el mejor alojamiento en esta zona del Noroeste Argentino y un par de restaurantes muy decentes, una hermosa iglesia y un interesante museo arqueológico, y es también una base para el turismo de aventura, incluyendo trekking y cabalgatas. 

Ya que Belén se promociona como la Capital del Poncho, puedes visitar las excelentes teleras o talleres textiles que se encuentran por todo el pueblo; también producen hermosas mantas y suéteres de lana de llama, vicuña y oveja, en su mayoría de colores naturales. La lana se mezcla a veces con corteza de nuez, para dar a la tela local, conocida como belichas o belenistos, su típica textura áspera.

Bosques nubosos del Noroeste Argentino

Un trío de los bosques nubosos del noroeste Argentino o yungas – zonas de selva densa cubierta por altos peñascos que salen de las llanuras planas y verdes de las tierras bajas a ambos lados del Trópico de Capricornio – están protegidas por el estatus de parque nacional. Los microclimas de los tres yungas se caracterizan por tener estaciones secas y húmedas claramente diferenciadas, de invierno y verano, pero con precipitaciones relativamente altas durante todo el año. 

Los picos están a menudo envueltos en nubes y niebla, manteniendo la mayor parte de la variada vida vegetal exuberante incluso en los meses más secos y frescos. Son de difícil acceso y su visita requiere tiempo y planificación, pero se recompensan con un paisaje dramático, aunque la fauna increíblemente variada que vive en medio de la densa vegetación es quizás la principal atracción.

Londres y alrededores

A 15 kilómetros al oeste de Belén y aún más encantador, con sus casas de adobe parcialmente desmoronadas y sus bonitas huertas, LONDRES se encuentra a 2 km de la RN-40 por un camino sinuoso que une sus pueblos altos y bajos, a ambos lados del Río Hondo, un río generalmente seco que se desgasta en el Salar de Pipanaco. 

El humilde aspecto actual de Londres esconde una larga y prestigiosa historia, incluyendo el hecho de que es la segunda “ciudad” más antigua de Argentina, fundada en 1558, sólo cinco años después de Santiago del Estero. Diego de Almagro y su expedición de Cusco comenzaron a recorrer la zona del Noroeste Argentino en la década de 1530 y fundaron un asentamiento que recibió su nombre en honor al matrimonio entre Felipe, heredero del trono español, y María Tudor: de ahí el tributo a la capital inglesa en el nombre del pueblo.