El Noroeste una referencia rapida, Viajes a Argentina.

        
      
    

Esta es un área de grandes contrastes, por sus paisajes, geología, flora, fauna y arqueología.

Desde las arboladas planicies del Chaco, en su parte este, hasta las alturas de los Andes, donde reina el cóndor, se suceden una serie de ecosistemas.

Primero encontramos densos bosques de montaña o YUNGAS, en el E, el lado más húmedo del cordón montañoso: árboles muy altos, helechos gigantes y jardines colgantes de epífitas, donde los exploradores pueden encontrar abundante vida silvestre, como tucanes, monos, tapires, colibríes, e incluso jaguares.

Las lluvias disminuyen gradualmente hacia el oeste, y las montañas se vuelven más sinuosas y abundantes. Una serie de ríos que descienden desde las altas cumbres han formado anchos valles y profundos cañones conocidos como QUEBRADAS, llenas de color. Es el reino del cardón, cactus gigante con formas de candelabro, que pueden formar largos bosquecillos que sobresalen entre el rojo, naranja, ocre y amarillo de los cerros. Estos valles fueron durante años importantes rutas de comunicación entre la Puna y las tierras bajas, algunos fueron territorio del camino del Inca, y han visto a los ejércitos de las guerras de la Independencia marchar en sus enfrentamientos con los españoles. Hoy en día albergan la mayor parte de la población fuera de las ciudades al igual que pequeños oasis, donde se encuentra una variada vida silvestre.

Escalando las quebradas alcanzamos las vastas tierras altas de la Puna, a 3400 m sobre el nivel del mar. Allí -entre las pasturas amarillas- se pueden ver vicuñas y también familias de pastores de llamas viviendo de acuerdo a las antiguas tradiciones en los lugares más favorables. La Puna presenta enormes planicies volcánicas y extensos salares alternando entre grandes lagos que son verdaderos paraísos, habitados por sorprendentes aves con numerosas especies endémicas, que se encuentran frecuentemente en grandes grupos.

En el pasado, la Puna fue habitada por numerosos grupos de indígenas, e incluso formó parte del extenso Imperio del Sol de los Incas. Prueba de esto se pueden encontrar en varios petroglifos (antiguas esculturas en rocas), caminos, moradas y fortificaciones que son "sacadas a la luz" pacientemente por el trabajo de arqueólogos profesionales.


Más información: