La colonia Galesa de Patagonia

La colonia Galesa de Patagonia

La historia recuerda que el primer grupo galés, de poco más de 150 personas, llegó a Puerto Madryn en 1865. El interés de ese grupo reducido de nacionalistas era escapar del dominio inglés y establecerse en una tierra desocupada en la que pudieran desarrollar libremente su cultura, diferente de la anglosajona.

Las tierras de Chubut parecieron ser las indicadas. Así es que en el mes de julio arribaron a bordo del "tea-clipper" -Mimosa, en un viaje directo desde Liverpool. Prueba de que esta fue la primera colonización exitosa de la Patagonia Argentina, es que seis de cada diez pobladores de Gaiman -el pueblo que mantiene casi intacta la estructura edilicia y las costumbres galesas- son de la misma ascendencia que Sir Jones Parry, uno de los integrantes de la embarcación.

Las ruinas de sus primeros campamentos se encuentran en Punta Cuevas. Sus primeras viviendas habían sido justamente cuevas, de las que se existen 16, algunas en buen estado y otras semiderruídas por el efecto erosivo del mar.

Aunque Gaiman (piedra de afilar en idioma tehuelche), ubicada a 80 kilómetros de Puerto Madryn, tiene el aspecto un típico lugar patagónico, es indudable que allí soplan los vientos de Gales. Muchas de las construcciones originales levantadas con piedra y chapa inglesa se conservan y son el atractivo: la primera vivienda, la primera escuela y austeras capillas. Cuando se instalaron allí los primeros colonos, procuraron vivir en paz con los indígenas del lugar y, según detallan los relatos de la época, llegaron a lograr una relación armónica. Algunas de las costumbres ancestrales se mantienen intactas en la actualidad: pobladores que conservan el idioma original, la fiesta del Eisteddfod (octubre) y el ritual del tradicional té galés.

El Te Gales.

Entre las anchas calles flanqueadas por casas de piedra y chapa, se encuentran las famosas casas de té, donde la típica infusión se sirve acompañada de riquísimas tortas galesas, hechas con manteca y dulces caseros. Este rito ancestral, que es realizado en base a las antiguas normas que regulan su preparación, ha merecido una visita especial de la princesa de Gales Lady Di, en noviembre de 1995. ??

El té es el centro de reuniones de familias y amigos en Gaiman, donde la infusión es preparada con una combinación de hierbas. Y en esas ocasiones nunca falta la torta negra galesa.


Más información: